ELECTRICIDAD ESTÁTICA – UN PROBLEMA QUE TIENE SOLUCIÓN

La electricidad estática es la acumulación de un exceso de carga eléctrica (negativa o positiva).

Es un fenómeno invisible, con efectos visibles y costosos. En el packaging una de las peores situaciones podría ser el rechazo de un producto final por no cumplir con los estándares de calidad (e.j. contaminación del producto)

¿Por qué debemos eliminar la electricidad estática?

Porque cuando está presente la electricidad estática pueden suceder los siguientes problemas.

Malestar debido a shock eléctrico

Rotura de electrostática de piezas eléctricas

Adhesión de materias extrañas como el polvo

¿En qué procesos puede producirse electricidad estática?

A modo de ejemplo:

• En la fabricación de films de plásticos se pueden producir arrugas y se puede adherir polvo.

• En la fabricación o envasado de botellas PET es muy frecuente la carga estática. Al crearse la electricidad estática se produce una resistencia durante el transporte y se adhiere el polvo.
• En las películas de embalaje. Puede ocasionar fallos en el empaquetado ya que las sustancias de relleno se pegan a las bolsas.

• En los procesos de inyección plástica puede entorpecer el desprendimiento del fundido, dificultando la separación de la pieza.

• En la industria electro-mecánica es habitual y puede producir daños en los microchips semiconductores.

• Disponibilidad de máquina reducida

• Etiquetas desalineadas o colocadas incorrectamente

• Operarios de máquinas recibiendo descargas de electricidad estática

• Riesgo de incendio debido al calor generado en los procesos

• Dificultad en la separación de impurezas

Todo esto se convierte en un obstáculo dentro del proceso de fabricación o de envasado y genera que exista disponibilidad de maquinaria reducida.

La buena noticia: la electricidad estática se puede medir y neutralizar y al hacerlo se reducen las fallas en fabricación, disminuyen los costos y por supuesto mejora la productividad. Esto se consigue mediante el uso de ionizadores para prácticamente todos los procesos de envase y embalaje, como retractilado, transporte, etiquetado, fabricación de cajas y encajado.

¿Cómo? Utilizando un ionizador. Un ionizador es un equipo que genera iones (átomos con carga eléctrica positiva o negativa), que neutralizaran las cargas estáticas que afectan nuestros procesos. Existen ionizadores de diferentes tipos (tipo barra, tipo boquilla, etc), adecuados para los diferentes procesos.

La electricidad estática no debe ser más un problema.

SMC Argentina

http://www.smcar.com.ar

Visítenos en ENVASE ALIMENTEK 2019 – Stand 130